La historia no es lo retenido en imágenes
del pasado sino lo que arraigado a ellas nos ancla a este presente, nuestro momento de acción. La historia está más allá del uso y construcción de “lamemoria”. Hacer verdadera la memoria implica primeramente dar cuenta del lugar desde el cual se la hace, pues, la memoria, es de cada uno... Convencer de la inutilidad de la rebeldía, es uno de los modos de la memoria de los vencedores y sus herederos.
La historia, que se arraiga mucho más allá del último genocidio, hace necesario que la voluntad de hacer memoria lo entienda al genocidio tan solo como un momento en la historia de una sociedad que estaba escribiendo su organización para la liberación, y que tanto antes, como ahora, “no creía tanto en el progreso como sí en la decisión de poner fin a la injusticia presente”. H.C.

 

[...] “La imagen verdadera del pasado es una imagen que amenaza con desaparecer con todo presente que no se reconozca aludido en ella”. W.B.

[...] “Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina no tengan héroes ni mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores. La experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan. La historia parece así propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las cosas. Esta vez, es posible que se quiebre el círculo” R.W.

[...] “la palabra “vencedor” no hace referencia a las batallas o a las guerras habituales, sino a la “guerra de clases” en la que unos de los campos, la clase dirigente, no ha cesado de prevalecer sobre los oprimidos”. W.B.

[...] “el hombre que no posee otra propiedad que su fuerza de trabajo está forzado a ser esclavo de otros hombres, de aquellos que se han convertido... en propietarios”. K.M.

[...] “La catástrofe es el progreso, el progreso es la catástrofe. La catástrofe es el continuum de la historia (...) El pasado no es, desde el punto de vista de los oprimidos, más que una serie interminable de derrotas catastróficas (...) la conciencia de hacer saltar el continuum de la historia es propia de las clases revolucionarias en el instante de su acción” W.B: